jueves, 29 de agosto de 2013

Como preparar una buena salsa pesto

Queridos enamorados de Italia,

Hoy explicaremos en unos sencillos y breves pasos como se preparar la salsa pesto, fundamental en la cocina en Ligura y base de muchos platos de la cocina italiana en general. Estoy segura que muchos de vosotros conocéis esta salsa y la habréis ya probado en mas de un plato verdad?



El ingrediente principal de esta salsa es la albahaca.


Quizas el pesto mas conocido es el de la zona de Liguria, que en Italia lo llaman pesto genovese (pesto de Génova) pero no es el único. Hay otras variantes como el trapanese, llamado también "alla siciliana" o "pesto rosso": se diferencia por el tipo de queso que se usa, ademas del tomate.




Ok vamos alla, éstos son los ingredientes que necesitaréis para preparar la salsa pesto "alla Genovese":

( ingredientes para 600 gramos de pasta segun la receta oficial del Consorzio del Pesto Genovese)

- albahaca fresca, 50 gramos
- aceite extravirgen de oliva, medio vaso
- queso parmesano y/o queso pecorino romano, 6+2 cucharadas
- ajo, 2 cabezas
- piñones
- 1 cucharadita de sal gruesa, algunos granos

La salsa se puede preparar de dos maneras: con el mortero o con la batidora/licuadora.




Así se prepara con el mortero:

El nombre de salsa pesto viene del verbo italiano "pestare", que significa machacar o moler en un mortero, que es la forma en que tradicionalmente se prepara esta salsa. Se introducen todos los ingredientes (menos el queso, picones y aceite) dentro del mortero y con un suave movimiento del mazo de madera se aplastan todos, poco a poco y con mucha paciencia.... Al final cuado veremos que empieza a salir un poco de líquido verde, se anaden los piñones, el queso y el aceite de oliva.

Así se prepara con la batidora: ( mas rapido y sencillo)

Obviamente con la batidora el tiempo de realización es menor, más comodo y práctico. Sólo hay que preparar bien los ingredientes y ponerlos dentro del contenedor de la batidora para que ésta los mezle y triture en pocos segundos. Asi es como nosotros lo preparamos en casa.



El consejo que os doy para la batidora, es el de hacerla funcionar a intervalos cortos, para evitar el calentamiento excesivo del apartato, genere el enzima llamado polifenolossidasi, (es el que causa la oxidación, es decir el ennegrecimiento) que se activa con las altas temperaturas.




La salsa pesto es ideal para los platos de pasta, en particular para el tipo de pasta corta (trofie, linguine).
Se puede también usar diluida en la sopa de verduras ( minestrone di verdure, como la llaman los italianos)
para darle mas sabor.

Nosotros también la metemos en el congelador en pequeños recipientes.



Bueno, ahora os toca a vosotros! Provad a hacerlo ya veréis que es muy fácil.

Ya me direis como os ha salido y si os ha gustado!

Buen provecho :-)

Gemma





martes, 20 de agosto de 2013

Fin de Semana en Liguria II: Santa Margherita Ligure y Portofino

Queridos enamorados de Italia,

Seguimos con nuestra ruta de fin de semana en este trocito de costa ligure. En el anterior articulo dedicamos nuestra primera jornada a Rapallo. Hoy nos vamos a Santa Margherita Ligure en una rápida parada de un par de horitas y luego nos dentendremos en la espectacular Portofino.

puerto de Portofino, Liguria

En el mismo centro del paseo marítimo de Rapallo encontraréis el pequeno muelle desde donde podréis coger las embarcaciones que os llevaran cada hora, hacia Santa Margherita Ligure o en la otra dirección, hacia le Cinque Terre. Desde Rapallo llegaréis a Santa Margherita en 15 minutos aproximadamente. Justo saliendo de Rapallo, una vez pasado el puerto veréis a mano izquierda la pequeña y encantadora playa de San Michele, donde muchos rapalleses van a tomar el sol y a darse un baño. Hay una gran pineta al final de la playa donde muchos aprovechan para descansar y tomar algo.

playa de San Michele, cerca de Rapallo, Liguria

Como ya os dije en el anterior post, las playas son bastante pequeñas, y veréis que en San Michele, es minuscula, y no hay arena blanca sino piedras antes de entrar en el agua. Hay como en Rapallo, la zona del puerto donde se paga por una hamaca y la sombrilla. Si no queréis hacerlo, desplazaros al final donde hay la zona de la pineta. Desde Rapallo se puede llegar también andando siguiendo la costa, o con el autobus.

Cuando hayais desembarcado en Santa Margherita Ligure, daros una vuela por el paseo marítimo hacia vuestra derecha (Corso Doria), veréis que hay zonas del paseo donde hay acceso de pago a la playa y zonas libres. Si vais en temporada alta veréis que la playa esta bastante concurrida y es difícil encontrar un espacio en las zonas libres donde no se paga para poder dejar vuestra toalla.

Santa Margherita Ligure, Liguria

Paseando en la otra dirección, siguiendo Via Marconi (pasando delante mismo del castillo)  hacia el puerto, encontraréis las indicaciones para llegar a la Villa Durazzo: en realidad veréis en este promontorio hay de dos edificios históricos (Villa Durazzo y San Giacomo, con la iglesia al lado) y un jardín-parque de estilo italiano. La entrada es gratuita. Ideal para dar un agradable paseo y relajarse. Podréis realizar bonitas fotos de la costa de este punto panorámico tan bonito:

Villa Durazzo en Santa Margherita Ligure, Liguria

Cuando nosotros estuvimos, estaban realizando los preparativos para una boda y el banquete delante mismo de la Villa Durazzo. Como véis en las fotos, es un lugar muy bonito para celebrar un evento de este tipo.

Un par de horas os serviran para realizar el recorrido que os he indicado en Santa Margherita. Regresad a la zona de embarque en el paseo marítimo  y coged el próximo barco hacia Portofino. Llegaréis en un cuarto de hora.( Los orígenes del pueblo son muy antiguos, su fundación data de la época romana. Su nombre proviene del Portus Delphini.) Antes de entrar en el puerto, mirada vuestra derecha el elegante hotel Splendido. Super exclusivo, aqui se hospedaron artistas come Clark Gable, Ava Gardner, Humphrey Bogart, Ringo Starr... Este hotel no podria tener mejor nombre.... Y es que esta zona, y en concreto Portofino es el destino favorito del jet-set internacional.


hotel Splendido en Portofino, Liguria

Justo entrando en el puerto, minúsculo, veréis a la derecha las características casitas con las fachadas de colores (típicas de la Liguria) y sus barcas amarradas en perfecto orden. Esta es una una de las fotos más típicas de esta localidad. Recomiendo, si es posible, la llegada a Portofino temprano por la mañana, justo para poder pasear con calma y distrufar de su espectacular entorno y posición.

llegando a Portofino, Liguria

Al llegar al puerto, id primero a mano izquierda justo hacia la plaza central. Luego desde la plaza, pasead siempre siguiendo el puerto hacia la derecha.... veréis muchos restaurantes, cafeterias, locales impecables y ordenados, con todos los detalles. Encantador. Dan ganas de sentarse para tomar algo.

restaurantes y locales con encanto en Portofino, Liguria

Regresad de nuevo a la plaza y adentraros en una de las calles posteriores a ésta y pasead con calma si es que queréis comprar algun producto típico o souvenir. Si queréis visitar otro punto panoramico de esta localidad, id desde la plaza a vuestra izquierda, siguiendo las indicaciones hacia el Castello Brown (del siglo x construido sobre los restos de una torre romana). Al final del puerto encontraréis las escaleras de acceso que os llevaran en un agradable paseo atravesando un frondoso finar con unas vistas al mar y al Golfo de Tigullio impresionantes.

peninsula de Portofino, Liguria

Tened un poco de paciencia y pasead con calma. Pasaréis muy cerca del castillo Brown, visitadlo solo si tenéis mucho tiempo a disposición.

Castillo Brown, Portofino, Liguria

En una media horita mas o menos tendriais que llegar al final de este sendero, es decir, al faro.
Hay un pequeño bar al lado mismo del faro con una mini terraza con una vista espectacular sobre el mar. Aprovechad y tomaros un buen refresco, como premio de este paseo que termina en un gran final. Cerca del faro se pueden visitar los acantilados donde hay mucho coral rojo y numerosas especies de peces. 

faro de Portofino, Liguria

Cuando regreséis de nuevo al puerto de Portofino, decidid si queréis realmente aprovechar para comer/cenar o no. Las ultimas embarcaciones del puerto salen a las 23 horas. De todos modos, como os he dicho antes es mejor visitar la localidad durante las primeras horas de la mañana, con calma. Ya aviso que los locales sono bastante caros, y no os extrañe que por comer un primer plato de pasta tengais que pagar 18 euros. O sea que depende de "vuestro bolsillo" si queréis pasar algunas horas más o no.

Buen paseo y buena estancia a todo aquel que se anime a realizar esta ruta de fin de semana.

Hasta el próximo post.

Gemma















jueves, 8 de agosto de 2013

Fin de semana en Liguria I: Rapallo

Queridos Enamorados de Italia,

En nuestro anterior articulo nos dedicamos a presentaros aquellos productos que en la gastronomía ligure representan la excelencia del territorio. Pues bien hoy empezaremos nuestro recorrido de 2 dias en esta bonita zona de costa. Visitaremos: Rapallo, Santa Margherita Ligure y Portofino.

Rapallo

La mejor manera de llegar y visitar la zona comodamente es en tren. Desde Milan son 2 horas, desde Genova en poco tiempo ( algo menos de media hora), y si llegais desde el regiones como la Toscana por ejemplo, hay trenes que os llevan desde Pisa a Rapallo en hora y media. Podeis consultar horarios y reservar en Trenitalia.

Desde el principio veréis que esta zona es muy característica, como en le 5 terre, las playas son pocas, y si las no hay la clásica arena blanca, sino piedras. La gente incluso aprovecha cualquier escollo donde poner la toalla para tomar el sol. En las mayoría de las playas que encontraréis hay que pagar para entrar y poder bañarse, y relajarse en un par de hamacas y sombrilla. Esto es lo que los italianos llaman un stabilimento balneare o bagno. En cambio tendréis acceso a cabina para cambiaros, restaurante, bar, wc..... Muy cómodo si, pero resulta caro, o sea que si podeis evitadlo.


 Playa de Rapallo

La otra particularidad de la Liguria en general, a parte de su costa abrupta, es su colorido tan vital. Rojo, rosa, amarillo....estos son los colores predominantes de las casas, y villas señoriales que adornan el territorio ligure. Recordemos que esta zona fue muy importante en los años 60, siendo reclamo turístico sobretodo
para personajes famosos como Frank Sinatra, Ava Gardner, Richar Burton, Liza Minelli, Aristoteles Onassis etc etc.... Y es que este trocito de costa ligure tiene un sabor de antaño, un sabor de antes. Lo veréis por sus tantos hoteles y villas clásicas..... pocos edificios modernos hay en esta zona.

Puerto de Rapallo, vista desde el hotel Giulio Cesare

Pues bien una vez llegados a Rapallo recomiendo escoger un alojamiento que esté cerca del paseo maritimo. Nosotros estuvimos en el Hotel Giulio Cesare. Vale la pena el alegre paseo marítimo: limpio, ordenado, lleno de restaurantes, palmeras, flores... y terminad vuestra caminata en el castillo que se adentra en las aguas al final del paseo. Espectacular, especialmente de noche. Veréis como la gente aprovecha incluso su minúscula playita a la izquierda del castillo para bañarse. De dia esta cerrado pero pues ser que a última hora de la tarde ( sobre las 19) lo abran para alguna exposición.

Castillo de Rapallo
Veréis que en la parte central del paseo marítimo hay el pequeño muelle desde donde salen las embarcaciones que os llevan a la zona de le 5 terre, y en dirección a Santa Margherita Liguire, Portofino, Camogli..... Las salidas son frecuentes, podéis consultar los horarios aqui.



Embarcación llegando al muelle en el paseo marítimo de Rapallo

La otra atracción que merece la pena de esta localidad es la Basílica Santuario de Nuestra Señora de Montallegro es uno de los principales santuarios marianos de la provincia de Génova, situado en una colina (aprox. 612 m) tierra adentro en Rapallo. Fue construido - junto con el refugio para los peregrinos anexo - en 1558 gracias a los fondos de los habitantes. 

Santuario de Montallegro, Rapallo

Veréis que en el interior del santuario, cuando entréis a la izquierda, se encuentra la pequeña capilla dedicada a la virgen, llena de ofrendas de los fieles por supuestos favores recibidos. Una vez hayais salido del santuario, deteneros en la plaza de éste, a observar el fantástico panorama de todo el golfo, donde veréis la sucesión de las localidades de Rapallo, Santa Margherita Ligure, el puerto de Portofino y su península. Haréis buenas fotos desde este punto.

Pasando por detras de la basilica a mano izquierda encontraréis un agradable paseo de 5 minutos entre frondosos árboles que os llevara a un sencillo restaurante repleto de mesas bajo arboles de morera.


Montallegro, Rapallo

Si llegais a la hora de comer, especialmente los fines de semana veréis muchas mesas ya reservadas. Realmente las vistas que ofrece este singular restaurante son únicas y por eso no nos extraña que esté muy solicitado. :-)

Restaurante cerca del Santuario de Montallegro, Rapallo

Recomiendo la subida al santuario con el funicular  (inaugurado en 1934), abierto la mayor parte del año y recientemente restaurado con los más avanzados sistemas de seguridad. El trayecto dura unos 7-8 minutos regalando una vista impresionante del Golfo de Tigullio y el panorama del centro de la ciudad rapallese.

panorama Golfo del Tigullio, desde el Santuario Montallegro

Durante el funicular funciona todos los dias de las 9 a las 12.30 y de las 14 a las 18 horas.


Subida al Santuario de Montallegro en funicular, Rapallo

El punto donde se coge el funicular lo encontrais siguiendo las indicaciones desde la rotonda que se encuentra enfrente del castillo en el paseo marítimo. Id todo recto por la calle Milite Ignoto, cruzad la segunda rotonda, y pasad debejo de las vías del ferrocarril siguiendi recto por la calle Bartolomeo Maggiocco. Unos metros más adelante a la derecha encontraréis la estación donde se coge el funicular.

Espero que este primer dia de itinerario en este trocito de costa ligure os haya gustado.... 

En el próximo post dedicaremos la segunda jornada a Santa Margherita Ligure y Portofino.

Gemma Grau Solé