viernes, 25 de abril de 2014

Comer en el Chianti I

Queridos enamorados de Italia,

Siguiendo nuestras recomendaciones gastronómicas que tanto os gustan, hoy os llevamos a un restaurante en el mismo corazón del Chianti: nos vamos a la localidad de San Casciano in Val di Pesa, a poca distancia de Florencia. Comemos en el restaurante Cinque di Vino. 

San Casciano in Val di Pesa está situado en las colinas de Chianti, entre los valles de la Pesa y Greve, a 16 km al sur de Florencia y a 40 km al norte de Siena. Es una localidad reconocida por su vino Chianti Classico, y también por su aceite y sus productos agrícolas. Llegaréis en media hora en coche desde Florencia.


llegar desde Florencia a San Casciano in Val di Pesa ( google maps)


El nombre del restaurante "Cinque di Vino" hace referencia a una antigua "mensura pro taberna" que ha existido desde el siglo XIV: es decir, una medida verificada y sellada por los magistrados municipales para certificar la capacidad especificada por el contenedor. Se especificaba y certificaba por el timbre vítreo impuesto por la ciudad y por la incisión en la parte superior del cuello de la botella que delimita la cantidad. Esta norma era necesaria para evitar el fraude cometido por los anfitriones de acuerdo con los fabricantes de vidrio, que producian botellas de este tipo, pero con un tamaño realmente más pequeño.


foto del web Cinque di Vino

Este tipo de medida ha estado en uso en la venta al por menor de vino a granel, hasta la primera mitad del 1900. 


El restaurante es super central y tranquilo, al lado mismo de la iglesia en San Casciano.

foto del web Cinque di Vino

Personal muy agradable, que nos atendió rápidamente y con mucha amabilidad.

iglesia de San Casciano in Val di Pesa ( Florencia)

Lo que me gustó sin ninguna duda de este restaurante es la propuesta de acompañar nuestra comida con vinos y aceites producidos principalmente en la mimsa zona, a "quilómetro cero." En nuestra mesa había un aceite buenisimo de un marqués alemán que tiene una propiedad agrícola en el mismo San Casciano. Lo mismo podemos decir de los vinos....


Fui a comer con mi pareja a este lugar un domingo de primavera, atraídos por el gran número de opiniones de este restaurante.... queríamos comprobarlo nosotros mismos!

plato di "sformato" con jabalí.

El lugar es minúsculo, salita dentro y espacio fuera al cubierto para comer. Menos mal que llegamos pasadas las 13 horas ( hora italiana para comer) y pudimos coger la última mesa fuera.

foto del web Cinque di Vino


Comimos estos platos como entrantes: tris de polenta com 3 salsas, "sformato" con jabali.
Segundos: "galleto alla diavola", pollo con trufa.
Postres: dos tartas caseras.
Medio litro de vino, 1 litro de agua y dos cafés.

El precio justifica la calidad de la comida, todo delicioso, excepcional, buenísimo!
No quedos defraudados. 


 "galleto alla diavola"

El lugar es tranquilísimo y central al mismo tiempo. Al finalizar vuestra comida, no dudéis en jugar con vuestros niños en la plaza o dar un tranquilo paseo a lo largo del mirador que os ofrecerá unas excelentes vistas al paisaje toscano.

paisaje desde el mirador de San Casciano in Val di Pesa

Espero que esta recomendación gastronómica os guste.
:-)

Gemma

miércoles, 9 de abril de 2014

La Toscana y el Chianti I: las bodegas Antinori en el Chianti Classico

Queridos enamorados de Italia,


Hoy empezamos una seccion dedicada a las zonas de denominacion de origen del vino en la Toscana.

Espero que a los apasionados del vino os gusten mis próximas recomendaciones.
Que mejor lugar del mundo que el paisaje toscano para ver nacer y crecer viñedos excepcionales.

viñedos de las bodegas Marchesi Antinori en Bargino, Florencia

El vino Chianti DOCG ( Denominación de Origen Controlada y Garantizada ) se produce en la región de Toscana.
Incluye la totalidad o parte de las provincias de Florencia, Siena, Arezzo, Pisa, Pistoia, Prato


terraza panoramica en las bodegas Marchesi Antinori en Bargino, Florencia

El Chianti Classico es una de las sub-zonas de producción de vino Chianti en la Toscana.
Es una de las zonas más grandes, que se encuentra entre las provincias de Florencia y Siena: llamada Classico en virtud del hecho de que también incluía los territorios de Gaiole, Radda y Castellina, que eran los que en 1716 el Gran Duque de Toscana, Cosimo III de Medici que él denominó como Chianti. 


Nos vamos pues dejando la ciudad de Florencia hacia el sur, a solo media hora para descubrir un lugar espectacular, que une el deseo de innovación y modernidad con la tradición y la historia. Se trata de las bodegas Marchesi Antinori: 26 generaciones de una misma familia que desde el 1180 hasta el dia de hoy produce un vino de altisima calidad.

arbol genealógico de la familia Antinori, bodegas Marchesi Antinori en Bargino, Florencia

Llegar a la sede de las bodegas es muy sencillo: desde Florencia solo hace falta coger la autovia (superstrada Firenze -Siena en italiano) en dirección a Siena y coger la salida a la localidad de Bargino. A 3 minutos de la salida en coche, a vuestra izquierda veréis el acceso a las bodegas. Hay que pasar el control de accesso, y luego en una pequena rampa, una vez pasado el tunel encontraréis el aparcamiento para estacionar el coche.

mapa como llegar

La bodega se abrió 25 de octubre 2012 es un homenaje de la familia Antinori a la tierra del Chianti Classico; confirmación del vínculo histórico con su tierra natal. 

Es impresionante pues todo el edificio queda practicamente escondido en una gran colina con dos ranuras cortadas en el suelo de un viñedo.
Desde el inicio del proyecto de la bodega, el punto clave fue su "invisibilidad" . La construcción tuvo que ser llevado a cabo en completa armonía con el paisaje , por lo que se decidió plantar un viñedo que cubre todo el edificio.
bodegas Marchesi Antinori en Bargino, Florencia

La bodega, de hecho , con vistas al campo, se extiende a lo largo de una terraza rodeada de viñedos , donde predomina la variedad Sangiovese, así como otras históricamente crecido en el Chianti.
De color marrón -rojo como los tonos de la tierra, la bodega está construida con materiales naturales como ladrillo, madera, acero corten, vidrio.


ecalera helicoidal, bodegas Marchesi Antinori en Bargino, Florencia

Las bodegas han sido diseñadas  para recibir a los visitantes y mostrar la producción de vino en todas sus fases, la historia de la familia Antinori, el arte y la cultura alimentaria de la zona.

La arquitectura del edificio ha sido fiel a este principio: mantener la temperatura ideal para la producción y almacenamiento de vino de una manera completamente natural.

Si sois unos apasionados del mundo del vino, os recomiendo que reservéis una visita guiada a las bodegas a través de este enlace.

bodegas Marchesi Antinori en Bargino, Florencia


La visita dura aproximadamente una hora: es un "viaje" en la historia de la familia Antinori, que desde 1385 produce vino en la Toscana. 

barricas de  de acero inoxidable, bodegas Marchesi Antinori en Bargino, Florencia

La guia os presentará todas las etapas de la producción, a partir de la vid, hasta llegar a la copa, para terminar con la degustación de 3 vinos representativos. 


 degustacion de vinos en las bodegas Marchesi Antinori en Bargino, Florencia

Posteriormente, tendréis acceso gratuito al museo, tienda y al restaurante "Rinuccio 1180."

tienda en las bodegas Marchesi Antinori en Bargino, Florencia

Las visitas se llevan a cabo en italiano o en inglés.
Los horarios de de apertura son:
De lunes a domingo de 10 am a 17 pm (última visita guiada a las 16).
Los martes las bodegas estan cerradas y los dias festivos 24,25,26,31 diciembre  y 1 de enero.


terraza panoramica en las bodegas Marchesi Antinori en Bargino, Florencia

Esta visita es altamente recomendable para empezar vuestra ruta de introducción a las zonas vinicolas del Chianti en la Toscana. Que mejor manera de empezar con este inicio triunfal en un lugar donde tradición, pasión, cultura e innovación se funden en un resultado espectacular.

Si os unos amantes del vino esta visita no os defraudará.

Si os gusta la arquitectura en particular, vuestra camara fotografica os lo agradecerá.

Buen paseo en el Chianti Classico.

Gemma