miércoles, 4 de febrero de 2015

Jardines de Florencia II: los jardines Boboli

Queridos enamorados de Italia,

Dejamos hoy un espacio dedicado al relax y a las bellezas naturales que nos reserva Florencia.

Ya hablamos en un anterior artículo de uno de los espacios verdes representativos de la ciudad, los jardines Bardini. Bien, hoy damos un agradable paseo por los jardines Boboli, accediendo a ellos desde el Palacio Pitti. Estos jardines fueron construidos entre los siglos XV y XVI y ocupan unos 45.000 m². Los Médici se hicieron cargo de la organización, creando un modelo de jardín a la italiana que se convirtió en un ejemplo para muchas cortes europeas, como Versalles.

Los jardines Boboli son un verdadero museo al aire libre decorado con estatuas renacentistas, antiguos arboles monumentales, cuevas y grandes fuentes.

parte posterior del Palacio Pitti, jardines Boboli, Florencia

Para todo aquel que venga a Florencia, recomiendo visitar estos jardines el primer domingo del mes. La iniciativa del gobierno “#domenicaalmuseo”, ofrece a todo aquel que quiera la posibilidad de visitar museos, jardines y monumentos gratuitamente el primer domingo de cada mes. Podéis acceder a los jardines desde 4 entradas:
  • la entrada principal del Palacio Pitti,
  • desde la fortaleza Belvedere,
  • desde la via Romana ( entrada Annalena)
  • y desde la plaza de Porta Romana.

Dedicad entre 2 y 3 horas para la visita de este jardín monumental con calma. Vale la pena.

jardines Boboli, Florencia


En el ala derecha del Palacio Pitti encontraréis la billeteria, pues bien con la entrada a los jardines Boboli podréis también visitar la Galleria Palatina, la Galleria di Arte Moderna, el Museo degli Argenti, la Galleria del Costume, Museo delle Porcellane y los jardines de la Villa Bardini. Igual no os da tiempo a visitar todo pero si que es una entrada ( pagandola o no) que da acceso muchas posibilidades.

 detalle de la "Galleria del Costume", Palacio Pitti, Florencia

En primer lugar si deseais visitar los jardines Boboli recomiendo que lo hagais por la tarde, las horas antes de la puesta de sol son las mejores para hacer fotos. Una vez pasado el atrio de entrada del Palacio Pitti, subiendo la cuesta que da acceso a los jardines, veréis una bonita vista de la cúpula de la Catedral y la torre del Palazzo Vecchio en la lejania. Subida a la cuesta a vuestra derecha veréis un plano orientativo de los jardines. Situaros.

plano jardines Boboli, Florencia

Nuestro consejo es que subais la cuesta que hay justo enfrente del palacio, en la llamada zona del Anfiteatro con la “Fontana del Carciofo” con el obelisco ( traido desde Luxor en el 1789), pasando por el lago con la fuente de Neptuno hasta llegar al final de la escalinata.

jardines Boboli, zona del Anfiteatro, Florencia

Una vez llegada a la cima ( veréis una escultura femenina que recuerda a la “estatua de la libertad” de Giambologna ) si vais andando hacia la derecha llegaréis a la salida justo a los pies de la fortaleza Belvedere, muy cerca de los jardines Bardini

Palacio Pitti, fuente de Neptuno, jardines Boboli, Florencia

Pasead por esta zona, sin salir del jardín, descendiendo ligeramente a través de los diferentes pasillos arbolados podréis ver bonitas vistas de Florencia con la omnipresente cupula del Duomo.
leon con fortaleza Belvedere al fondo, jardines Boboli, Florencia

En segundo lugar, una vez explorada esta zona del jardín, os recomendaria regresar a la zona cerca del Anfiteatro, y descender en el otro sentido por “Il Viottolone”, es decir, una gran avenida llena de cipreses monumentales, altísimos, a ambos lados con estatuas renacentistas. Es la zona más bonita e imponente de los jardines.

"Il Viottolone", jardines Boboli, Florencia

La gran avenida de cipreses cuenta con muchas terrazas, a ambos lados; son grandes plazas semicerradas donde se accede a través de verdes senderos y permiten descansar descubriendo un ambiente más íntimo y privado. Al final de la avenida llegaréis al “oasi dell’Isolotto”, en cuyo centro hay la fuente del Océano del escultor Giambologna.

oasi dell’Isolotto”, jardines Boboli, Florencia

Cerca del gran oasis que hemos visto antes, hay la salida de Porta Romana. Si no estais cansados y queréis ver otro de los atractivos de estos jardines, os sugiero de regresar cuesta arriba, de nuevo hacia el Palacio Pitti. Dirigiros desde la parte posterior del palacio, descendiendo, hacia la salida. Justo antes de girar a la izquierda para salir ( por el atrio del palacio o por el ala ), a mano derecha, veréis una gran cueva, la llamada “Grotta Grande. Esta dividida en tres salas. La primera esta decorada enteramente con elementos naturales y animales. Originalmente era una gran fuente con inumerables juegos de agua y multitud de peces en su interior.

Grotta Grande, jardines Boboli, Florencia

La segunda sala acoge el grupo escultórico de Paride y Elena de Vincenzo del Rossi y finalmente, en la última y mas íntima sala, la estatua de Giambologna de la “Venere al bagno”.

Grotta Grande, jardines Boboli, Florencia



Los jardines Boboli estan abiertos todos los dias:
  • desde las 8.15 hasta las 16.30 (noviembre-febrero), 17.30 (marzo),
  • desde las 8.15 hasta las 18.30 (abril, mayo, septiembre - octubre) 
  • desde las 8.15 hasta las y 19.30 (junio – agosto)

Se puede entrar a los jardines hasta una hora antes del cierre previsto.


Los jardines Boboli no os defraudaran. Os transportaran a otro tiempo. Os llevaran a otro estado de ánimo.

Hasta el proximo artículo.

Gemma Grau Solé